sábado, 13 de marzo de 2010

RECETAS CASERAS (para el control de plagas agrícolas)

Ante la posibilidad de minimizar el riesgo de las plagas a los cultivos e inducir a reducir el uso de agroquímicos de alta toxicidad, se presenta alternativas mediante el uso de bioremedios, accesibles y fácil preparación sobre todo para agricultures que manejan pequeñas parcelas de producción.


PARTE I

* Purín de Ortigas. Es preventivo del ataque de insectos. Macere en un recipiente no metálico 100g de ortiga en 10 litros de agua durante 2 días. Se pulveriza sobre plantas del jardín y huerta.

* Solución de tabaco. Macere 60g. de tabaco en 1 litro de agua, agréguele 10 g. de jabón blanco, diluya en 10 litros de agua y utilícelo para pulverizar. Controla cochinillas, pulgones y gusanos.

* Alcohol de ajo. Pele 4 o 5 dientes de ajo, medio litro de alcohol y medio litro de agua. Coloque en una licuadora o procesadora 3 minutos cuele, se utiliza para controlar ácaros, pulgones y gusanos.
* Solución de kerosene y jabón. 50c de kerosén, 25 g. de jabón blanco, 1 litro de agua. Hierva el jabón en agua hasta diluirlo. A punto de hervor retire del fuego y agregue el kerosén bata enérgicamente hasta lograr una emulsión cremosa. Se utiliza para el control de pulgones y gusanos.
* Solución Especial. Para control de todo tipo de insectos 100g. de ajo finamente picado, medio litro de alcohol, 100g. de pimienta negra molida y medio litro de agua, mezcle todos los elementos, deje macerar a la sombra una semana, cuele, diluya la preparación en 10 litros de agua pulverice.
* Contra pulgones y arañuelas: preparar un purín en fermentación de ortiga. Contemplar 100g de planta cada 1 litro de agua. Esta preparación se aplica sobre ramas y hojas diluido en 1/50.

* Evitar enfermedades y repeler insectos: utilizar purín fermentado de cebolla. Preparar 50 g. de hojas o bulbos cada litro de agua. Se aplica sobre las plantas y alrededor de los árboles.

* Otra solución contra pulgones: utilizar purín de ruda con una proporción de 90 gramos de planta de cada un litro de agua, durante diez días. La mezcla se debe aplicar sobre plantas cada tres o cuatro días.
* Repelente de insectos y fungicida: una solución simple consiste en preparar una infusión de flores de lavanda, con 300 gramos por cada litro de agua. Esta preparación se pulveriza sobre las plantas y repelen insectos en general y funciona como fungicida.
* Infusión de Ruda: La infusión de ruda más un toque de salvia también funciona como control contra los pulgones, cochinilla y mosca blanca.
* Fungicida e insectos chupadores: para evitar estas plagas se puede utilizar una infusión y decocción de 50 gramos de flores de manzanilla. Esta cocción se aplica sobre las plantas sin diluir.
* Preparado de cerveza: elimina babosas, caracoles y otros bichos. Para ello se debe enterrar bajo el suelo tapas o frascos llenas de cerveza, dejando como una especie de trampa líquida. A las babosas y otros bichos les gusta la cerveza con lo que esta trampa, bien preparada, resulta muy efectiva.

* Macerado de ajo alcoholizado: Para control de ácaros gorgojos, moscas blancas y pulgones, se puede preparar un macerado de ajo alcoholizado. Esto se realiza poniendo 6 dientes de ajo en una licuadora con 1 litro de alcohol fino y 1 litro de agua. Licuar, colar, embotellar y poner en la heladera. Una vez lista la preparación, se pulveriza sobre suelo y plantas.
* Hormigas: Si bien ya te dimos algunas soluciones caseras contra las hormigas, nunca está de más reiterar este tipo de productos. Machacando y macerando durante 15 días los frutos del paraíso, se puede controlar las hormigas, disolviendo en agua y regando este producto sobre la tierra.

* Infusión de lavanda: con 300 gramos de hojas frescas de esta planta y un litro de agua se hace una infusión. Una vez hecha se pulveriza sobre las plantas. De esta forma se puede prevenir la plaga de hormigas. También podemos hacer una infusión de hojas de roble y aplicar de la misma manera.
* Infusión de cáscara de cebolla: se separan las cáscaras de dos o tres cebollas a las que se agrega un litro de agua caliente. Se deja reposar durante 24 horas y se aplica. Sirve para ahuyentar pulgones y controlar algunos hongos.

* Infusión de ajo: se dejan remojar durante un día los dientes de ajo en agua. Luego se cocina durante 20 minutos a fuego lento, se deja enfriar y se aplica. Combate la plaga de hormigas si se riega con esta infusión tibia durante varios días en los lugares frecuentados por éstas.
*Alcohol de ajo: se pasan seis dientes de ajo en la licuadora con medio litro de alcohol y medio litro de agua. Después, colocarle una tela, envasar la botella y ponerla en el congelador, ya que el frío potencia el efecto insecticida del ajo. Para usarlo como curativo, pulverizar las plantas y el suelo varias veces.
* Preparado de ajo y jabón: para combatir los gusanos, orugas y moscas, se trituran 90 gramos de ajo y se mezclan con aceite. Se deja reposar durante 24 horas y luego se le añade agua con ralladura de jabón. Mezclar y aplicar.
* Infusión de cola de caballo: ahuyenta algunos hongos, como la botritys. Después de dejar reposar durante un tiempo se aplica sobre el suelo y las plantas. También se recomienda la infusión de manzanilla, de flores secas o frescas.
* Preparado de salvia: combate las larvas de mariposa. Se agregan dos cucharadas de salvia picada a un litro de agua caliente. Se deja reposar diez minutos, filtrar y finalmente aplicar.
* Otras dos recetas

Vaciar el contenido de dos paquetes de tabaco negro en un litro de agua, añadir un diente de ajo y una cebolla. Dejar la mezcla en un recipiente de vidrio abierto al sol, durante un par de días. Transcurrido este periodo, colar la mezcla y añadir una cucharada de café llena de jabón para vajillas biodegradable. Pulverizar las plantas una vez a la semana durante un mes.
* Otra fórmula casera es la siguiente:

Agua con un 5% de alcohol etílico (96), unas gotas de lejía biodegradable (10 x litro) y una cucharada por litro de jabón también biodegradable. Esta fórmula no debe ser usada sobre cogollos ya formados, pues el alcohol disuelve la resina mientras que el agua no.

Si se siguen correctamente algunas normas básicas de higiene y prevención, es difícil que una plaga acceda a al lugar bien limpio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada